El lago Vostok fue descubierto en 1957 y constituye la reserva de agua dulce más grande del mundo

Según las estimaciones científicas, el lago Vostok, en la Antártida, alberga el agua más antigua y pura de la Tierra. Se trata una masa que ha estado sellada durante millones de años por el hielo y que constituye una especie de termostato aislado del resto de la atmósfera.

En estos momentos, científicos de una expedición rusa se encuentran en el continente helado haciendo prospecciones para tratar de extraer una muestra de agua del Vostok. La tarea no es sencilla, de hecho el año pasado los investigadores se vieron obligados a aplazar sus trabajos debido a un fuerte descenso de las temperaturas. Aunque se desconoce la profundidad del lago, la perforación ya ha alcanzado más de 3.000 metros de profundidad y no debe faltar mucho para llegar al agua, según informaron los responsables de la exploración a la agencia EFE. El radio del agujero trazado por la perforadora es de 137 milímetros, por lo que al no caber un ser humano dentro estos datos se obtienen usando el método sísmico y por radiolocalización.

El lago Vostok fue descubierto en 1957 y constituye la reserva de agua dulce más grande del mundo, además de ser el lago subterráneo de mayor tamaño encontrado en el continente helado. Los resultados de su exploración serán importantes para el estudio del cambio climático en la Tierra y aunque no se tienen pruebas directas, es posible que el Vostok albergue algunas formas de vida como microorganismos extremófilos, es decir, capaces de vivir en condiciones extremas.

Características del lago Vostok:

Tiene un tamaño similar al del lago Ontario, tiene unas dimensiones de 250 km de largo por 50 km de ancho, y está dividido en dos profundas fosas por una cordillera.

El agua líquida sobre la cordillera tiene una altura de 200 metros, unos 400 metros en la fosa norte y 800 metros en la sur.

El Vostok cubre un área de 15.690 km² y tiene un volumen estimado de 5.400 km³ de agua dulce, que se mantiene en estado líquido.

En mayo de 2005 se halló una isla en el centro del lago.

Existe vida en el lago Vostok:

Para probar la existencia de vida en el lago Vostok sin contaminar el medio ambiente en el proceso, el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA (JPL), planeaba utilizar una sonda para derretir el hielo, llamada “cryobot”, que derretiría el hielo a su paso, dejando tras de sí un cable de comunicaciones y de energía eléctrica. El cryobot llevaría consigo un mini-submarino llamado “hydrobot”, que será desplegado una vez que el cryobot haya derretido el hielo y alcanzado las aguas del lago. La misión del hydrobot sería la búsqueda de existencia de vida en las aguas de lago, utilizando una cámara de vídeo y otros instrumentos de medición.

A principios del 2010 el jefe de la expedición antártica Rusa, Valery Lukin, anunció que a su equipo de investigadores rusos sólo le restaban 100 metros de hielo por perforar para alcanzar el agua del lago. De acuerdo con Lukin, el nuevo equipamiento desarrollado por investigadores del instituto físico nuclear de San Petersburgo permitiría asegurar que la investigación no provocase la contaminación del lago.

Fue el Instituto de Minería de San Petersburgo el que desarrolló un tipo de sonda basada en la variación de presión, actuando como un émbolo que absorbe el agua desde el lago hacia arriba. Los científicos rusos anunciaron en febrero de 2012 que habían alcanzado la superficie del lago y en enero de 2013 lograron extraer las primeras muestras de agua congelada, procedente del lago a 3,400 metros de profundidad.

Se considera que esta muestra contiene la más pura y antigua agua del planeta y gracias a ella se podrán conocer los cambios naturales del clima que se producirán en los próximos milenios.

Fuente: Victoria González (Publicado en muyinteresante.es).

Interactúa con nosotros